sábado, 20 de septiembre de 2008

Pesaroso

Moneda abandonada: frente y labios
que se le caen, cuerpo pesaroso
que tiene y que descarta, sucesivo.

Y cuerpo fiel que pasará, que es tedio,
cuyo fulgor ardió: pan duro; y nadie;
y alfarero de barros que no coce.

Golpes, recordatorios, las palabras
que le regresan muerden, estremecen:
niño y cacharros, niño y hontanar.

Podrá leer de nuevo: porque sueña
la desazón, los pasos en redondo.
Ya no se niega a un último latido.

Nada más. Un poema. (Las revistas,
la coca o sensación, y todo el resto:
un laberinto en que negarse y ser.)

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Iñiti

Iñiti, i melamaj, oratudeisi,
i meramar, o corsi,
arístiqa d'añeldo, fer apeña,
qalosi del iñatos.

Iñiti, iñiqisilqu,
iñiti, i melamaj,
poradiver insiltu, lañomosa,
i melamaj, riverso.

Iñiti, i mefreqantu,
i melamaj, añeldo, melaqolpi,
iñiti, melamaj, aridifusa,
i melamaj riñeldo.

Porsilaqás, aqé,
porsilaqás piñanto,
iñiti dentrisor, i meramera,
i melamaj, iñitas.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Cada día

Ese gordo transpira sus bulucas
de laburar, y ríe
con esperanza simple. Es un galpón
que tiene tango y fútbol. Además
tiene un viejo que rima
prejuicios a apellidos. Y la vida
es un estar y un ver
y un asentir. Visito cada día
ese "galpón madero
a las aguas", me fumo un cigarrillo
y me voy. Siempre hay gatos.